¿Cantamos? Libros para primeros lectores.

Pues tal cual lo habéis leído…¿Cantamos? (ya tenéis el motivo de la lluvia de estos días).

Las nanas son el primer contacto que tienen los infantes con la literatura popular y ayudan a desarrollar y favorecer el habla, por lo que es muy recomendable que les cantemos a nuestros pequeños. Este primer acercamiento no solamente tiene un valor cultural o de aprendizaje, sino que también representa un momento especial en el que se crea un fuerte vínculo entre adulto y niño/a.

Ya son varias las editoriales que nos facilitan la tarea y publican títulos que recogen y recuperan las narraciones de tradición oral y juegos de regazo. ¿Juegos de regazo? Supongo que a estas alturas muchos sabréis lo que es, pero nunca está de más comentar un poquito la importancia que tienen. Los juegos de regazo o juegos de falda, son juegos de tradición popular que se transmiten oralmente de generación en generación. Serán los primeros juegos con los que se topen los peques y harán, por una parte, que se diviertan, se relajen o se distraigan, pero también les hará partícipes de un legado sociocultural.

Estos libros de los que os hablo presentan un texto con rima y que, sin darte cuenta, te llevan a seguir un ritmo. Los títulos que veremos a continuación presentan, además, una melodía (bastante pegadiza) que podemos cantarla sin necesidad de tener el libro delante y que nos van a servir como recurso a la hora de aproximar al pequeño a la literatura popular y de hacer juegos de falda.

img_2124

La primera colección que conocí fue la de De la cuna a la Luna de Kalandraka.

Son una serie de libros con los que se puede trabajar, además, vocabulario. Como por ejemplo: los colores, las posiciones (arriba, abajo), los instrumentos musicales, números, animales…

Los títulos que forman esta dulce colección son:

  • LUNA: trata la magia de la luna (yo lo trabajo para el ritmo y las sílabas).

 

  • CINCO: Trabaja los números.

 

  • MIAU: Los animales.

 

  • PAJARITA: La comida.

 

  • COCODRILO: Tratamos los colores

 

  • ZAPATO: El calzado y las formas.

 

  • VIOLÍN: La música y los sonidos.

 

  • ÁRBOL: Las nociones espaciales (arriba, abajo…)
  • LIMÓN: Las frutas.

 

  • VEO, VEO: El juego

 

Los dos últimos títulos se han añadido recientemente, pero ya tienen muchos fans. La verdad es que resulta difícil decidirse por alguno, y es que cada uno tiene una belleza que lo hace diferente de los otros. Aunque yo tengo mis preferidos; en mi casa tengo “Violín», «Árbol «y «Luna”,  y estoy pendiente de comprar el de «cocodrilo» y «veo, veo», que a pesar de estar recomendados de 0 a 3 años, yo he llegado a utilizarlos en el aula de Educación infantil (de 3 a 6 años) para trabajar el ritmo y  el vocabulario propicio de cada libro.

Son libros resistentes ya que son de cartoné y cuestan sobre unos 7 euros.

Otra editorial a la que le tengo especial cariño por su buen trabajo, y que también reúne una serie de libros para trabajar las nanas y los juegos de falda, es Combel.

En este caso encontramos dos colecciones diferentes, ambas únicas, especiales y muy, muy mágicas y pegadizas (que me paso el día cantándolas sin darme cuenta). De nuevo, estos libros nos permiten trabajar una serie de vocabulario.

La primera colección que salió fue la de “La cereza”, de Mar Benegas y que reúne actualmente 6 títulos. Seis títulos que nos hacen jugar, cantar y que además son muy eficaces para cuenta-cuentos. Los títulos que reúne son los siguientes y los podéis ver en el siguiente enlace:

http://www.combeleditorial.com/es/buscar?q=la+cereza

  • ¿Le pondremos un bigote?: Para tratar las partes del cuerpo.

 

  • Diez ardillas: Para trabajar los números del 1 al 10.

 

  • Ñam, ñam: Para trabajar la comida.

 

  • Me duermo en un zapato: Trabajamos los animales.
  • Nariz, naricita: Jugamos con la nariz.
  • ¿Jugamos a las manitas?: Para jugar con las manos y favorecer la psicomotricidad y el juego.

 

La segunda colección ha salido recientemente y se llama “Mus, mus” de Teresa Porcella.

20161007_113511

En esta ocasión encontramos 3 títulos y se añade un nuevo elemento que no se había visto antes en este tipo de libros: Las pestañas. Pues sí, algo tan sencillo como una pestaña que se abre y se cierra hace que tengamos una novedad novedosa y que nos lo pasemos, de nuevo, genial. Debo deciros, para todos aquellos papás y mamás de “destructores en potencia” (vale, no es que me guste llamarlos así, pero para que nos entendamos: los peques que todavía no controlan su fuerza) que las pestañas son de calidad, rígidas y con grosor. Así que Don’t worry, be happy. Los títulos son los siguientes y se pueden ver en este enlace:

http://www.combeleditorial.com/es/buscar?q=mus+mus

  • El faquir de grancabeza: Para trabajar los números (esta vez cuenta atrás del 5 al 0).

 

  • ¿Y el domingo?: Trabajamos los días de la semana.

 

  • De noche y de día: Para tratar la noche y el día y el nombre de los animales.

 

Los libros de la editorial Combel (las dos colecciones) tienen al final un código QR con el que podemos escuchar la canción instrumentalizada. Al igual que los libros de Kalandraka, son de cartoné (duros) y cuestan sobre 7-8 euros.

Ya veis que son libros BBB: Buenos, Bonitos y Baratos.

Así que si tenéis un recién llegado en la familia cambiad los típicos regalos y hacedles una bonita “primera biblioteca” con alguno de estos títulos (o con todos, a lo loco y con determinación jajaja).

Seguro que muchos de vosotros conocéis u os acordáis de alguno de estos jueguecitos que se desarrollaban sobre el regazo y que tenían una cancioncilla sencilla pero muy resultona. Yo me acuerdo de “Rum, rum de la Violeta”, “Ametlleta torraeta” y otra que se llamaba “Jo tinc un popet sec”. Todas son en valenciano, y es que como ya hemos dicho sirven para transmitir un legado cultural, por lo que en cada zona hay canciones diferentes. ¿Os animáis a compartir alguna? Yo os dejo aquí las mías:

Rum, rum de la Violeta

Que es menja una rostieta

Y mira qui t’ha pegat

Cara de gat,

Amagat en un forat.

¿qui t’ha pegat cara de gat?”

(aquí se daba un golpecito en el culete y el niño tenía que adivinar quién le había pegado; que obviamente era la mamá o el papá).

“Ametlleta torraeta

¿De qui será esta xiqueta?

¡Meua, meua, meua!”

(aquí a lo último se hacían cosquillas, o le dabas mordisquitos o besos)

 

“Jo tinc un popet sec,

Jo tinc un popet sec,

Jo tinc un popet sec, un popet sec, un popet sec.

Ara ve lo bo”

(Al final se hacían cosquillas o se cambiaba de movimiento).

Normalmente todas seguían el mismo patrón de movimiento : arriba, abajo o a trote con las piernas.

¡Espero que os haya gustado!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s